lunes, 5 de septiembre de 2011

La persona solidaria

Según la opinión casi unánime de creyentes y no creyentes, todas las cosas de la tierra deben orientarse a la persona humana, como su centro y culminación. La persona humana es, en efecto, por su íntima naturaleza, un ser social, y no puede vivir, ni desplegar sus cualidades sin relacionarse con los demás. (Concilio Vaticano II). Ésto aprendimos en el estudio de este tema 14, La persona solidaria. Concluimos que es necesario trabajar SIMULTÁNEAMENTE en la conversión de los corazones y en la reforma de las estructuras sociales, para cumplir con los objetivos de la DSI.

2 comentarios:

  1. Hola Soy Hector Gerardo del MFC de la Epiphany. te agrege a mi blog, espero revises tu mensajes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Héctor, gracias por tu visita y tus comentarios. Espero sea este blog de utilidad para ti y tu apostolado, saludos.

    ResponderEliminar